miércoles, 11 de julio de 2007

NUESTRO JURAMENTO



No puedo verte triste porque me mata tu carita de pena mi dulce amor, me duele tanto el llanto que tú derramas, que se llena de angustia mi corazón.
Yo sufro lo indecible si tu entristeces, no quiero que la duda te haga llorar, hemos jurado amarnos hasta la muerte, y si los muertos aman, después de muertos amarnos más.
Si yo muero primero, es tu promesa sobre de mi cadaver dejar caer todo el llanto que brote de tu tristeza y que todos se enteren de tu querer.
Si tú mueres primero, yo te prometo que escribiré la historia de nuestro amor con toda el alma llena de sentimiento; la escribiré con sangre, con tinta sangre del corazón.

1 comentario:

El Pepe Hui dijo...

Me cae que me gustó un montón su juramento, la neta que chido. Ojalá algún día llegue a ese grado de amor, mientras tanto, como cualquier mortal, seguiré sufriendo la soledad sin mi morenaza de fuego.

¡Ay dolor ya me volviste a dar! ¡Échenme una del chepe chepe!